Maribel, Alberto & Bernardo



(Spanish and English version)


Maribel & Alberto

Ayer asistimos a la presentación del libro El Enclave. Casandra encadenada de José Manuel Cruz, un evento literario que se convirtió rápidamente en una reunión íntima de amigos en la que el escritor habló con el corazón en la mano de un momento de su vida lleno de señales. Lorenzo y yo nos identificamos mucho con su confesión porque últimamente el azar nos está regalando encuentros inspiradores que nos están revelando mucho acerca de la vida y de nosotros mismos.

Yesterday we attended the presentation of Jose Manuel Cruz’s new book, El Enclave. Casandra encadenada. This literary event soon became a gathering of old friends in which the writer spoke in all honesty about a moment in his life when he finds signals in the most unexpected places. Lorenzo and I immediately connected with this confidence, since our lives have recently been full of inspiring encounters.


José Manuel Cruz

Casablanca, la película con la que Lorenzo se identifica más, es una historia que siempre me ha sorprendido por el hecho de que el final es el comienzo. Y es curioso que mientras la rodaban no supieran cómo iba a acabar la historia, fue algo casi improvisado y es para mí sin duda lo mejor de la película. Creo que Lorenzo no estará de acuerdo conmigo, y probablemente muchos de ustedes tampoco, pero lo que anuncia la última frase que todos conocéis me parece mucho más interesante que todo lo que se había narrado anteriormente. Y os cuento todo esto porque durante las últimas semanas hemos experimentado dos veces esta sensación de comienzo al final de la historia.

Casablanca, the film Lorenzo feels most identified with, is a story which has never failed to surprise me simply because the end is just the beginning. José Manuel told me that while it was being shot, nobody knew how it was going to finish. The end was almost improvised, and this is no doubt the best thing about this film. Lorenzo may not agree with me, and you probably won’t either, when I say that what is announced in the last scene is much more interesting than the entire story we have just seen.

I’m telling you this because in the last couple of weeks we have experimented this rare feeling of beginning at the end twice.




Creo que una de nuestros períodos más felices y creativos fue el segundo año en Londres, cuando nos encontrábamos inmersos en la preparación de Arte en movimiento. Este libro fue muy especial y lo sigue siendo, pues continúa regalándonos emociones inesperadas, como descubriréis dentro de poco. Durante esa época tuvimos el privilegio de conocer a un grupo de personas con talento y valentía entre los que hemos hecho muy buenos amigos. Uno de ellos, con el que conectamos muy especialmente, sufrió un accidente hace un año del que se está recuperando poco a poco, haciendo frente al día a día con una fuerza y valentía admirables. Hace unas semanas volvimos de nuevo a Londres y pasamos con él un día inolvidable, en el que nos hizo partícipes de su vida cotidiana y de los proyectos que espera retomar muy pronto, en cuanto su salud se lo permita. Fue el día de mi 51 cumpleaños y estuvimos paseando por un bosque y unas marismas escondidas en el sur de la ciudad (Londres nunca dejará de sorprendernos). Lorenzo como siempre lo documentó con su cámara y, ya de vuelta en España, le enviamos un pequeño libro con las fotos de ese día. Una semana después, recibimos una llamada llena de emoción que recordaremos toda la vida. Es cierto que Lorenzo siempre ha deseado transmitir sentimientos a través de la imagen, pero habíamos asumido que esas sensaciones estaban más relacionadas con una cierta incomodidad ante el reflejo del yo interior en un primer momento que se transformaba con el paso del tiempo en una auténtica apreciación del trabajo. Esta llamada rompió todos nuestros esquemas, pues la sensación que produjo en nuestro amigo fue luminosa, positiva, incluso curativa. Esa fue la primera señal.





One of the happiest and most creative periods of our life was the second year we spent in London, when we were immersed in the creation of Art On The Move. This was a very special book, and it still is, as you’ll discover very soon. During that time we had the privilege of meeting a group of talented and brave artists and with the time we became very close to some of them. We connected especially with one, who unfortunately suffered a serious accident last year. It’s admirable to witness how bravely he’s facing the effort his recovery demands.

A few weeks ago we went back to London and we spent an unforgettable day with him, learning about his new routine and the projects he’s planning to resume as soon as his health allows him to. It was the day of my fifty-first birthday, and we walked through a forest and a swamp hidden in the southern part of the city (London will never cease to surprise us). As usual, Lorenzo documented everything with his camera and, once we were back in Spain, we sent our friend a little book with the photos of the day. One week later, we received a phone call full of emotion that we’ll remember forever. It’s true that Lorenzo’s images are never void of feeling, but experience had led us to assume that the subjects of his portraits normally go through a process that starts with a certain kind of discomfort and ends with a full appreciation and enjoyment of his work. This call from London astonished us because the effect of the photos was luminous, positive, and even healing. That was the first signal.





La segunda nos vino de una persona a la que conocíamos muy poco. Hace unos meses Rafa, nuestro profesor de Yoga Sala, nos dijo que Maribel, una de nuestras compañeras, había sufrido un grave accidente de coche. Durante su larga recuperación, Rafa la visitó con frecuencia y como sabía que era una amante de la fotografía, decidió regalarle un ejemplar de Arte en movimiento. Hace un par de semanas, coincidiendo con la llamada de nuestro amigo de Londres, Maribel volvió por primera vez a Yoga Sala y tuvimos un encuentro muy emotivo en el que nos habló de cómo las historias de nuestro libro le habían ayudado en su recuperación. Fue entonces cuando le propusimos participar en LoVe.

The second one came from someone we knew very little. A few months ago, Rafa, our yoga teacher, told us that one of our classmates had suffered a serious car accident. Her name was Maribel. During her long recovery, Rafa visited her frequently and, as he knew she was a photography lover, he decided to give her Art On The Move as a gift. A couple of weeks ago, shortly after the call from our friend in London, Maribel returned to the yoga centre for the first time. It was a very moving encounter and she told us how much our book had helped her in her path towards recovery. It was then when we suggested that she could become part ofLoVe.


Con Maribel nuestro proyecto da un giro, pues ya no se trata del amor entre parejas sino del amor a la vida, a una vida reencontrada que nos revela el valor de la amistad, representada en este caso en Alberto, una persona que ha estado pendiente de ella todo este tiempo y que le ha demostrado que está ahí, a su lado, alentándola y sosteniéndola.
Maribel represents a new stage our project, one that will not be just about the love members of different couples feel for each other but about how much we can love life, a life she has just recovered showing her the value of friendship under a completely new light. In this case, love is represented by his friend Alberto, someone who has been next to her all this time, offering his constant support and encouragement.



Maribel siempre había experimentado la vida a través del arte, pero este accidente ha convertido ese arte en algo más audaz, más valiente. Antes su interés estaba más centrado en el diseño gráfico, ahora el no poder pasar mucho tiempo delante de una pantalla es una bendición más que un impedimento, pues siente una necesidad imperiosa de ensuciarse las manos, de hacer un arte más primitivo, más cercano a la tierra. El hecho de haber perdido un ojo, paradójicamente, le ha permitido ver todo con mucha más claridad.

Maribel has always experienced life through art, but the accident has turned this art into something much more daring. Just before this turning point in her life, the focus of her interest had been graphic design. The fact that she cannot spend much time in front of a computer screen anymore is for her a blessing rather than an impediment. Now she has the impulse to get her hands dirty, do something much more primitive, much closer to the earth. Having lost an eye, paradoxically, has allowed her to see everything with increasing clarity.



Alberto, que es pintor, le ha mandado un dibujo cada día, para recordarle que la vida hay que vivirla con amor e ilusión. Bernardo, su pareja, es una persona llena de bondad con la que tuvimos una interesante conversación sobre la humildad de los verdaderamente sabios. Alberto aprecia en Bernardo esa sencilla cualidad tan difícil de encontrar y le da el apoyo y la confianza para que la desarrolle en libertad.
Alberto, who is a painter, has sent Maribel a drawing every day as a reminder of all the beautiful things life can still offer. Bernardo, Alberto’s partner, is a person with an extraordinary inner beauty which became evident in a very enriching conversation we had about the humbleness of those who are really sage. Alberto appreciates this unique quality and provides him with the support and self-confidence he needs.


Alberto and Bernardo
En muy poco tiempo nos hemos encontrado con dos nuevos comienzos, dos oportunidades que nos da la vida de disfrutar de una gran amistad.

Almost simultaneously life has offered us two opportunities to enjoy the beginning of a new friendship.




©LorenzoHernandez
See more of Lorenzo's work at www.photolorenzohernandez.com



































Comments

  1. Un proyecto y unas historias que te reconcilian con la vida. El vacío que a veces sientes en la cantidad de relatos de historias negativas, con las que te bombardean en las noticias, debates, entrevistas estúpidas a políticos sin ningún nivel de liderazgo, ni de gestión y que no van a ser capaces de cumplir promesas vacías y arreglar los problemas de la ciudadanía a la que dicen representar.
    Este proyecto LOVE, es eso el AMOR, con mayúsculas, que es el que verdaderamente mueve, cambia y nos hace crecer. Del que hay millones de bellas historias anónimas, como las que van a quedar plasmadas en este proyecto y que hace que él en si mismo tenga un valor al que no se le podrá poner precio y solo admirar. Un regalo y un éxito. Enhorabuena.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Qué manera más bella de poner en palabras lo que buscamos en este proyecto. Muchísimas gracias.

      Delete

Post a comment

Thank you for your comment. Gracias por tu comentario.